https://youtu.be/h_tvhw2zuF8

En el último Broadcasting de diciembre de 2023 en JW.org, Stephen Lett anunció que la barba es ahora aceptable para los hombres Testigos de Jehová de cualquier nivel y pide guardar silencio a la nueva imposición.

Por supuesto, la reacción de la comunidad activista fue rápida, generalizada y muy exhaustiva. Todo el mundo tenía algo que decir sobre lo absurdo e hipócrita de la prohibición de la barba por parte del Cuerpo Gobernante, que se remonta a la época de Rutherford. La cobertura fue tan completa y tan condenatoria que pensé en dejar de cubrir el tema en este canal. Pero entonces un amigo me contó la reacción de su hermana TJ ante la noticia. Ella hablaba de lo amoroso que era el Cuerpo Gobernante por hacer este cambio.

Por lo tanto, si los Testigos consideran que se trata de una provisión amorosa, van a suponer que el Cuerpo Gobernante está cumpliendo el mandato que nos dio Jesús de que:

“se amen unos a otros; así como yo los he amado, ustedes se amen unos a otros. De este modo todos sabrán que ustedes son mis discípulos: si se tienen amor unos a otros”. (Juan 13:34, 35)

¿Por qué pensaría una persona inteligente que este cambio en lo que ahora es aceptable para los hombres es un acto de amor? Sobre todo teniendo en cuenta que el propio Cuerpo Gobernante reconoce públicamente que nunca hubo base bíblica para la prohibición de la barba en primer lugar. Su única defensa es decir que las personas que llevaban barba a menudo lo hacían como signo de protesta. Señalan fotos de beatniks y hippies, pero eso fue hace décadas. En los años 90, desaparecieron los trajes y corbatas que llevaban los oficinistas de los años 60s y los hombres empezaron a dejarse crecer la barba, usar jeans, zapatos tenis y playeras tipo polo o camisas de cuello abiertas, comenzó la moda a ser mucho más cómoda. Eso empezó hace treinta años.  Entonces nacieron los niños, crecieron y tuvieron sus propios hijos. Dos generaciones. ¿Y ahora, de repente, los hombres que dicen ser guiados por el espíritu santo de Jehová para servir como el esclavo fiel y discreto de Cristo se dan cuenta de que estaban imponiendo una regla que nunca tuvo base alguna en las Escrituras?

Y entonces, ¿levantar su prohibición de las barbas en 2023 es supuestamente una disposición amorosa? ¡Por el amor de Dios! ¿A quién quieren engañar?

Si realmente estuvieran motivados por el amor a Cristo, ¿no habrían levantado su prohibición tan pronto como la barba se hizo socialmente aceptable en la década de 1990? En realidad, un verdadero pastor cristiano -que es lo que el Cuerpo Gobernante pretende ser- nunca habría impuesto restricción alguna. Habría permitido que cada uno de los discípulos de Cristo actúe según su propia conciencia. ¿Acaso no dijo Pablo: “¿por qué debería ser juzgada mi libertad por la conciencia de otra persona”? (1 Corintios 10:29)

El Cuerpo Gobernante ha presumido el gobernar sobre las conciencias de todos los Testigos de Jehová durante décadas.

Esto ya es evidente.

Entonces, ¿por qué los Testigos de Jehová no admiten eso ante sí mismos? ¿Por qué atribuir amor a esos hombres cuando su motivación debe ser otra?

Lo que estamos describiendo aquí es característico de una relación abusiva. Esta no es mi opinión. Es la de Dios. Oh, sí. A diferencia de la prohibición de los del Cuerpo Gobernante sobre la barba, lo que digo tiene una base en las Escrituras. Leámoslo de la propia versión de la Biblia del Cuerpo Gobernante, la Traducción del Nuevo Mundo.

Aquí encontramos a Pablo, reprendiendo a los cristianos de Corinto razonando con ellos de esta manera: “Como ustedes son tan “sensatos”, toleran de buena gana a los insensatos. De hecho, toleran a cualquiera que los esclaviza, a cualquiera que devora sus bienes, a cualquiera que les arrebata lo que tienen, a cualquiera que se ensalza por encima de ustedes y a cualquiera que les golpea la cara”. (2 Corintios 11:19, 20)

Hagamos algunos pequeños ajustes con un permiso literario de Pablo, a quien por cierto no podrá oponerse a nuestra propuesta por razones obvias, ya que seguramente el buen Pablo estuviera de nuestro lado y veamos lo que obtenemos:

“Como [ustedes, Testigos de Jehová] son tan “sensatos”, toleran de buena gana a los insensatos [del Cuerpo Gobernante]. De hecho, [ustedes, Testigos de Jehová] toleran a cualquiera que los esclaviza, a cualquiera que devora sus bienes, a cualquiera que les arrebata lo que tienen, a cualquiera que se ensalza por encima de ustedes y a cualquiera que les golpea la cara [como lo hace el Cuerpo Gobernante]”. (2 Corintios 11:19, 20)

Al imponer restricciones en todo, desde la carrera seglar y las opciones de trabajo, los niveles de educación, hasta qué tipo de ropa usar y como un hombre puede arreglarse la cara, hasta entrometerse en la intimidad sexual de una pareja casada, el Cuerpo Gobernante los ha “esclavizado a ustedes”, los testigos de Jehová. Han “devorado sus posesiones” y “se han exaltado sobre ustedes” afirmando que su salvación eterna depende de que les den todo su apoyo y obediencia. Y si los desafían no cumpliendo con sus reglas en cualquier cosa, incluyendo la vestimenta y el aseo personal, hacen que sus secuaces, los ancianos locales, “les golpeen en la cara”, utilizando tácticas coercitivas y amenazas de rechazo.

El apóstol Pablo se refiere a los hombres de la comunidad de Corinto, a los que llama “apóstoles superfinos”, que intentaban gobernar el rebaño como sus líderes. Obviamente Pablo está describiendo aquí lo que es una relación muy abusiva dentro de la congregación. Y ahora lo vemos replicado en la relación entre el Cuerpo Gobernante y la comunidad de los Testigos de Jehová.

¿No es típico en una relación así que la parte maltratada no se libere, sino que busque el favor de su maltratador? Como dice Pablo, “tolerán de buen grado a los irrazonables”.  La Biblia Estándar Bereana lo traduce: “Porque de buena gana toleran a los necios…”.

Las relaciones abusivas son siempre autodestructivas, pero ¿cómo podemos conseguir que nuestros seres queridos que están atrapados en una relación así se den cuenta del peligro que corren?

Un maltratador hará creer a sus víctimas que no hay nada mejor afuera, que lo tienen mejor con él y su única forma de vida es estar con el abusador. Fuera sólo hay oscuridad y desesperación. Afirmará que lo que él les proporciona es “la mejor vida que hay”. ¿Te suena familiar?

Si tus amigos y familiares de los Testigos de Jehová están convencidos de ello, no se sentirán motivados para buscar una forma de vida sana y no abusiva. No harán ninguna comparación, pero si te permiten que les hables, quizás puedas comparar las acciones del Cuerpo Gobernante con las acciones y enseñanzas de Jesús, “el camino, la verdad y la vida”.

Pero no nos detendremos en Jesús, porque también tenemos a los Apóstoles para comparar a hombres como Stephen Lett. Eso significa que podemos comparar al Cuerpo Gobernante con hombres imperfectos como Pablo, Pedro y Juan, y así eliminar la excusa barata de la Organización de que todos los hombres son imperfectos y cometen errores, por lo que no hay necesidad de que se disculpen o reconozcan sus errores.

Para empezar, voy a mostrarles un breve vídeo de un colega bereano (un pensador crítico). Esto viene de “Jerome YouTube channel”. Pondré un enlace a su canal en la descripción de este vídeo.

[https://www.youtube.com/@preachfromthehousetops2167]

Puedo responder a eso.

Y que quede claro que no se trata de especulaciones. Hablo de pruebas fehacientes de mi propia experiencia personal: una carpeta llena de correspondencia con la Organización que se remonta a los años setenta. Y también sé que guardan una copia de toda esa correspondencia porque la he visto.

¿Qué ocurre si usted escribe a la sucursal local una carta argumentando respetuosamente contra alguna interpretación doctrinal publicada que no se apoya en las Escrituras, como la prohibición de la barba?

Lo que ocurre es que recibirá una respuesta que repite el razonamiento erróneo que han publicado sin abordar realmente sus propios argumentos bíblicos. Pero también obtendrá un texto del tipo de píldora calmante que le exhorta a ser paciente, “esperar en Jehová”, y confiar en el esclavo.

Si usted no se desanima por su falta de respuesta y les escribe por segunda vez pidiéndoles que respondan a su pregunta de la primera carta, que ellos ignoraron, recibirá una segunda carta con consejos más personales que le dirán de nuevo en términos más enfáticos que sólo tiene que esperar en Jehová, como si él estuviera involucrado en todo el asunto, que sea paciente y que confíe en su canal. Aun así, encontrarán la forma de eludir su pregunta.

Si usted escribe por tercera vez y dice algo así como: “Gracias, hermanos, por todos los consejos no solicitados, pero ¿podrían por favor limitarse a responder a la pregunta que hice a partir de las Escrituras?”. Probablemente no reciba una carta de respuesta. En su lugar, usted recibirá una visita de sus ancianos locales y posiblemente el Superindentendente de circuito con copias de toda la correspondencia que ha tenido con la Organización hasta ese momento y con un citatorio para un cómite judicial por supuesta rebeldía y cuasi-apostasía. De nuevo, hablo por experiencia.

Todas sus respuestas son tácticas de intimidación para conseguir que te calles porque tienes un punto respaldado por las Escrituras que no pueden refutar. Pero en lugar de cambiar voluntariamente su -cómo lo dijo Geoffrey Jackson a la Comisión Real, oh sí- en lugar de cambiar voluntariamente su “dirección equivocada”, usted será amenazado con la eliminación de sus privilegios en la congregación, de ser “señalado”, amonestado, o incluso de ser expulsado.

En resumen, imponen el cumplimiento de sus supuestas “disposiciones amorosas” con tácticas intimidatorias basadas en el miedo.

Juan nos dice:

“No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor, porque el temor nos limita. En realidad, el que tiene temor no ha sido hecho perfecto en el amor.  Nosotros amamos porque él nos amó primero.” (1 Juan 4:18, 19: TNM)

No es una Escritura que describa el funcionamiento de la Organización de los Testigos de Jehová, ¿no te parece?

Ahora volvamos al video de Jerome y veamos un ejemplo de como el Cuerpo Gobernante escoge un versículo de la Biblia y lo aplica mal para darse la ilusión de apoyo Escritural. Ellos hacen esto todo el tiempo.

[Volver al vídeo] 02

“Algunos pueden sentirse reivindicados, diciendo, en efecto, esto es lo que he estado diciendo durante mucho tiempo. Esto demuestra que siempre tuve razón. Observen lo que el apóstol Pablo fue inspirado a escribir en 1 corintios, capítulo uno y versículo número diez. “Ahora, hermanos, les suplico mediante el nombre de nuestro Señor Jesucristo que todos estén de acuerdo en lo que dicen y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén completamente unidos en la misma mente y en la misma forma de pensar”.

“Una Opinión, pero cómo es señalar lo que dice la Biblia, es una promoción de uno.

¿una Opinión propia sobre este tema que contradice las orientaciones de la organización? ¿Hemos fomentado la unidad? ¿Hemos ayudado a la hermandad a estar completamente unida en la misma línea de pensamiento? Está claro que no. Los que lo hayan hecho necesitan ajustar su pensamiento y actitud”.

Pero, ¿dónde dice la Biblia que Dios requiere que la gente sea obediente a la opinión no bíblica de los hombres?

“Nuestra principal lealtad es a Jehová Dios”.

Para que lo entiendas. ¿Que lo asimile? Que lo asimiles.

“Del estudio de la evidencia bíblica y secular, podemos concluir que los fariseos tenían una gran opinión de sí mismos como guardianes del bien público y del bienestar nacional. No les satisfacía que la ley de Dios fuera fundamentalmente clara y fácil de entender. Donde quiera que la ley les pareciera poco específica, trataban de llenar los vacíos aparentes con aplicaciones definidas. Para eliminar cualquier necesidad de conciencia, estos líderes religiosos intentaron idear un precepto que rigiera la conducta en todas las cuestiones, incluso las triviales”.

¿Se ha fijado en los tres pensamientos que Lett ha destacado en su lectura de 1 Corintios 1:10? Por repetirlos, “hablar de acuerdo”, “no debe haber divisiones” y “deben estar completamente unidos”.

Al Cuerpo Gobernante le encanta escoger 1 Corintios 1:10 para promover estar unidos en su única línea de pensamiento, pero no miran el contexto, porque eso socavaría su argumento.

La razón por la que Pablo escribió esas palabras se explica en el versículo 12:

“Digo esto porque ustedes andan diciendo cada cual una cosa: “Yo soy de Pablo”, “Yo soy de Apolos”, “Pues yo de Cefas”, “Y yo de Cristo”. ¿Está dividido el Cristo? Pablo no fue ejecutado en el madero por ustedes, ¿verdad? ¿O acaso fueron ustedes bautizados en el nombre de Pablo?” (1 Corintios 1:12, 13: TNM)

Juguemos a un pequeño juego de sustitución de palabras. A la Organización le encanta escribir cartas a los Cuerpos de Ancianos. Así que sustituyamos el nombre de Pablo por el nombre JW.org. Sería así:

“Lo que quiero decir es esto, que cada uno de ustedes dice: “Yo pertenezco a JW.org”, “Pero yo a Apolos”, “Pero yo a Cefas”, “Pero yo a Cristo”. ¿Está dividido el Cristo? JW.org no fue ejecutado en el madero para ustedes, ¿verdad? ¿ O acaso fueron ustedes bautizados en el nombre de JW.org?”

Estimado Testigo de Jehová, si fuiste bautizado en 1985, efectivamente has sido bautizado en nombre de JW.org, al menos tal como se conocía entonces. Como parte de las preguntas de su voto bautismal, se le preguntó: “¿Entiende que su bautismo le identifica como uno de los Testigos de Jehová en asociación con la organización de Jehová?”.

Este cambio sustituyó a la frase “¿Entiende que su bautismo le identifica como uno de los Testigos de Jehová en asociación con la organización dirigida por el espíritu de Dios?”.

Los Apóstoles bautizaban en el nombre de Jesucristo, pero la Organización bautiza en su propio nombre, el nombre de JW.org. Están haciendo lo mismo que Pablo condenó a los corintios por hacer. Así que cuando Pablo exhorta a los corintios a hablar en la misma línea de pensamiento, se está refiriendo a la mente de Cristo, no a la de esos apóstoles superfinos. Stephen Lett quiere que usted hable en la misma línea de pensamiento que el Cuerpo Gobernante, que no tiene ni refleja la mente de Cristo.

Pablo dijo a los corintios que pertenecían a Cristo, no a una organización. (1 Corintios 3:21)

La unidad -en realidad, una conformidad forzada- que Lett ensalza no es una seña de identidad de los verdaderos cristianos porque no se basa en el amor. Estar unidos sólo cuenta si estamos unidos a Cristo.

Al imponer su conciencia colectiva al rebaño, el Cuerpo Gobernante ha creado de hecho divisiones atroces y ha hecho tropezar a los fieles. Su prohibición de la barba durante décadas no fue algo trivial que pueda desestimarse sin reconocer el enorme daño que ha causado a tantos. Permítanme darles un ejemplo de mi propia historia personal.

A finales de la década de 1970, asistí a un Salón del Reino en Christie Street en Toronto, Ontario, Canadá, que albergaba dos congregaciones, una inglesa y la que yo asistía, la congregación de habla española de Barcelona. Nuestra reunión era el domingo por la mañana, justo antes de la reunión inglesa, por lo que a menudo socializaba con muchos de los amigos angloparlantes que llegaban temprano, ya que a los hermanos y hermanas hispanos les encantaba quedarse después de nuestra reunión para socializar. La congregación de Christie, al estar situada en una parte del centro de Toronto que era muy multicultural, era desenvuelta, abierta y alegre. No era la típica congregación inglesa conservadora en la que yo me había criado. Me hice muy amigo de uno de los ancianos de mi edad.

Un día, él y su mujer volvieron de unas largas vacaciones. Aprovechó para dejarse barba y, francamente, le sentaba bien. Su mujer quería que se la dejara. Sólo pensaba llevarla una vez y luego afeitársela, pero tantos le felicitaron por ella que decidió conservarla. Otro anciano, Marco Gentile, se dejó crecer la barba, y luego un tercer anciano, el difunto y gran Frank Mott-Trille, el renombrado abogado canadiense que ganó casos en nombre de los testigos de Jehová para establecer la libertad de los derechos religiosos en Canadá, también decide dejarse la barba.

Así que ahora había tres ancianos con barba y tres sin barba.

Se hicieron acusaciones de que los tres ancianos con barba estaban causando tropiezos. Esto se debe a que la Organización ha entrenado a los hermanos y hermanas a pensar que cualquier cosa o cualquier persona que se desvía de la política de Cuerpo Gobernante es una causa de tropiezo. Esta es otra mala aplicación de las Escrituras empleada durante años por la Sociedad Watchtower para imponer su voluntad. Pasa por alto el contexto del argumento de Pablo en Romanos 14 que define lo que quiere decir con “tropiezo”. No es sinónimo de ofender. Pablo esta hablando de hacer cosas que causarían que un compañero cristiano deje el cristianismo y regrese a la adoración pagana. En serio, ¿hacerse crecer la barba haría que alguien abandonara la congregación cristiana de los Testigos de Jehová y se convirtiera en musulmán?

¿Y si ahora aplicamos el razonamiento de Lett al propio Cuerpo Gobernante? He aquí cómo sonaría si Lett pusiera al Cuerpo Gobernante bajo la misma lupa que utiliza para todos los demás.

[LettsReasoning.mp4]

“y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis completamente unidos en una misma mente y en una misma línea de pensamiento”. ¿Cómo se aplica aquí ese principio? Bueno, si hemos estado promoviendo nuestra propia opinión sobre este tema, contradiciendo la guía de la organización, ¿hemos estado promoviendo la unidad? ¿Hemos ayudado a la hermandad a estar completamente unida en la misma línea de pensamiento? Está claro que no”.

Por lo tanto, si estamos promoviendo nuestra propia opinión, o… o… si estamos promoviendo la opinión de otros, como los hombres del Cuerpo Gobernante, entonces estamos seguros de causar división.

Volviendo a mi ejemplo de la vida real de lo que ocurrió cuando los tres ancianos fariseos promovieron la opinión personal del Cuerpo Gobernante sobre las barbas, puedo empezar diciéndoles que la hermosa y próspera Congregación Christie de Toronto ya no existe. Fue disuelta por la Sucursal del Canadá hace más de cuarenta años. ¿Fueron los tres ancianos con barba los causantes de eso o fue causado por los tres ancianos que promovieron la opinión del Cuerpo Gobernante?

Esto es lo que ocurrió.

Los tres ancianos bien afeitados, que creían estar actuando de acuerdo con la voluntad de Dios, consiguieron que cerca de la mitad de la congregación se pusiera de su parte. Los tres ancianos barbudos no estaban haciendo una declaración política. Simplemente disfrutaban de su libertad de expresión y mientras hacían de lado la molestia de afeitarse.

No se trataba de una campaña para conseguir que todos los demás se convirtieran a llevar barba. Sin embargo, los lampiños emprendieron una campaña para que la congregación tachara a los ancianos barbudos de rebeldes disidentes.

Los ancianos lampiños consiguieron forzar la destitución del más joven de los barbudos, Marco Gentile. Acabó abandonando la Organización por completo debido a la presión emocional y al ambiente tóxico. Mi buen amigo, que involuntariamente inició todo el asunto al acudir a la reunión con barba tras regresar de vacaciones, dejó la congregación de Christie y se unió a mí en la congregación hispana. Había sufrido una crisis nerviosa años atrás como precursor especial, y el estrés emocional que estaba experimentando amenazaba con provocarle una recaída.  Recuerden, todo esto tiene que ver con el vello facial.

Nuestro tercer amigo anciano también se hartó y se fue a otra congregación para estar en paz.

Así que ahora, si el Espíritu Santo realmente aprobaba la opinión de la Organización de que los hombres debían ir sin barba, comenzaría a fluir libremente, y la congregación de Christie volvería de nuevo al estado feliz que una vez disfrutó. Los ancianos barbones se fueron, los  legalistas se quedaron, y… todo fue cuesta abajo a partir de ahí.  Oh, la sucursal de Canadá hizo lo que pudo. Incluso envió a Tom Jones, el antiguo superintendente de la Sucursal en Chile, pero ni siquiera su augusta presencia fue suficiente para devolver el espíritu a la decaída congregación de Christie. En poco tiempo, la sucursal la disolvió.

¿Cómo es posible que la congregación de Christie nunca se recuperara después de que desaparecieran las supuestas causas del tropiezo? ¿Podría ser que las barbas nunca fueron el problema? ¿Podría ser que la verdadera causa de la división y el tropiezo fuera intentar que todos se ajustaran a una uniformidad impuesta?

Por último, debemos preguntarnos: ¿Por qué ahora? ¿Por qué este cambio de política ahora, con décadas de retraso? De hecho, ¿por qué están haciendo todos los cambios que se han anunciado en la reunión anual de octubre de 2023 y desde entonces? No es por amor, eso seguro.

Exploraremos las razones de estos cambios políticos y doctrinales en el último vídeo de la serie de reuniones anuales.

Hasta entonces, gracias por su tiempo y por su apoyo financiero.