Seleccionar página

Hola a todos. Eric Wilson aquí. Este será un breve video porque todavía estoy configurando mi nuevo lugar. Fue un traslado agotador. (Que nunca tenga otro.) Una vez que el estudio de video esté completamente configurado, espero poder producir videos más rápidamente.

Como hemos observado en ocasiones anteriores, cada vez más testigos de Jehová se están dando cuenta de la realidad de la organización. Los reportajes noticieros sobre el escándalo de abuso sexual infantil no van menguando, sino lo contrario.  Además, está la realidad alarmante de la vente cada vez mayor de los salones del Reino y la reducción correspondiente en el número de congregaciones. Cinco salones en mi área ya están para la venta, y esto es solo el comienzo.  Ni contamos con las congregaciones bien establecidas y de larga duración que acaban de desaparecer de la noche a la mañana.  En un caso, de tres, formaron una.

¿Cómo debe afectar esto a los testigos de Jehová que siempre vieron el crecimiento de la organización como prueba de la bendición de Dios?

Al llegar el día cuando finalmente, por la fuerza, tienen que enfrentarse a la verdadera verdad acerca de la organización, que trauma van a pasar tantos fieles.  La experiencia muestra que para la mayoría se pierde toda esperanza.  Tan temerosos son de nunca más ser engañados que en realidad caen presa de un mayor engaño, creyendo que no hay Dios, o si lo hay, a él realmente no le importamos. Van a internet y tragan toda clase de teorías de conspiración tontas y cualquiera que quiera destrozar la Biblia se convierte en su gurú.

Habiendo visto a la organización por lo que es, ahora cuestionan todo. No me entiendes mal. Es importante cuestionar todo, pero si vas a hacerlo, entonces hazlo. El pensamiento crítico no cuestiona algunas cosas y luego se detiene. El pensador crítico no encuentra una respuesta que le guste y luego se detiene. ¡El verdadero pensador crítico cuestiona todo!

Déjame ilustrar. Digamos que te preguntas si el Diluvio realmente ocurrió. Esa es una gran pregunta, porque tanto Pedro como Jesús mismo se refirieron al Diluvio del día de Noé, por lo que si nunca ocurrió, realmente significa que no podemos confiar en que la Biblia sea la palabra de Dios. Se convierte solo en  otro libro escrito por hombres. (Mt 24: 36-39; 1 Pe 3:19, 20.) Bien, entonces quieres saber si hay algo que pruebe o refute que el Diluvio descrito en Génesis realmente sucedió.

Entras en Internet y encuentras a algunos que afirman que no pudo haber sucedido dicho diluvio porque ‘se conoce la edad de las pirámides y, según la cronología bíblica, ya estaban construidas cuando ocurrió el Diluvio, por lo que debería haber daños por agua, pero no las hay.’ La conclusión es que el Diluvio es un mito bíblico.

El razonamiento suena lógico. Aceptas como un hecho la fecha del Diluvio como se expresa en las Escrituras y la edad de las pirámides según lo establecido por la arqueología y la ciencia. Entonces la conclusión parece ineludible.

¿Pero realmente estás pensando críticamente? ¿Realmente estás cuestionando todo?

Si has escuchado mis videos, sabrás que soy un firme defensor del pensar crítico. Eso no solo se aplica a las enseñanzas de los líderes religiosos, sino que debe aplicarse a todos los que presumen enseñarnos, instruirnos o simplemente compartir sus opiniones con nosotros. Ciertamente me aplica a mí. No quisiera que nadie aceptara nada de lo que digo al pie de la letra. Otro proverbio nos dice que “la capacidad de pensar te vigilará y el discernimiento mismo te salvaguardará …” (Pr 2:11)

Nuestra capacidad de pensar, discernir, analizar críticamente es lo que nos protege del engaño que nos rodea. Pero la capacidad de pensar críticamente es como un músculo. Cuanto más lo usas, más fuerte se vuelve. Úselo solo un poco y se debilita.

Entonces, ¿qué nos estamos perdiendo si aceptemos el razonamiento de aquellos que afirman que la edad de las pirámides demuestra que no hubo diluvio?

La Biblia nos dice:

El que es primero en su causa judicial es justo; su prójimo entra, y ciertamente lo escudriña completamente. (Proverbios 18:17)

Si solo prestamos atención a videos que intentan demostrar que no hubo Diluvio, solo estamos escuchando un lado del argumento. Sin embargo, podríamos decir, ¿cómo podría alguien argumentar en contra de esto? Es solo matemática. Es cierto, pero esta matemática se basa en dos premisas que hemos aceptado sin cuestiónarlos. Un pensador crítico cuestiona todo, todo. Si no cuestionas la premisa en la que se basa un argumento, ¿cómo sabes que el   argumento tiene una base sólida? Por lo que sabes, en realidad podrías estar construyendo sobre arena.

El razonamiento que nos dice que no hubo Diluvio se basa en aceptar como hecho que se conoce la edad de las pirámides con precisión y también el año preciso en que ocurrió el Diluvio, lo cual indica que debe haber daños por agua, pero no las hay.  Conclusión: No hubo diluvio.

Soy un estudiante de la Biblia, por lo que tengo un sesgo natural que me hace creer que la Biblia siempre tiene la razón. Así que, tiendo a aceptar sin cuestión la cronología bíblica.  Pero el pensador critico no acepta nada sin cuestión.  Por lo tanto, el único elemento de este argumento que no me gustaría cuestionar es el que debo cuestionar primero que todo, a pesar del sesgo personal mío.

El que ama a la verdad no teme a la verdad.

Comenzamos con esto.  Lo que sostengo de la mano no es una Biblia. El título de este libro es la traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras. Es una traducción. ¿Traducción de qué?  ¿De los manuscritos originales escritos por los propios escritores bíblicos? No, es una traduccíon de copias.

Eso no es malo.  En realidad, eso es algo bueno como veremos. Pero por ahora entendamos que ninguno de nosotros tiene la Biblia real. Esta es la Biblia de Jerusalén. Una traducción realizada por la Iglesia Católica. Todas las biblias que usamos no son la biblia sino traducciones de la biblia, o específicamente de una o más copias de manuscritos bíblicos. Entonces, si bien los llamamos la Biblia por conveniencia, debemos tener en cuenta el hecho de que se ven afectados por el sesgo del traductor y la fidelidad de las copias originales de las que se prestan.

El punto que estoy tratando de hacer es el siguiente: si va a cuestionar algo en las Escrituras, asegúrese de escuchar a ambos lados del argumento. Y si va a cuestionar algo, asegúrese de cuestionar todo, incluso las cosas que considera fundamentales e inalterablemente verdaderas.

He llegado a creer que la edad de las pirámides en realidad contribuye a demostrar que hubo un diluvio. Pero en lugar de explicar eso, voy a dejar que alguien más lo haga. Después de todo, ¿por qué reinventar la rueda cuando alguien ya lo ha hecho y lo ha hecho mejor de lo que yo hubiera hecho?

Al final de este video, pondré un enlace a un video en inglés. Tendrás que prender los subtítulos en español para entenderlo, pero vale la pena.  El autor del video es un cristiano como yo. No lo conozco personalmente y, por lo tanto, no puedo decir que estaría de acuerdo con todas sus creencias bíblicas, pero no permitiré que las diferencias de opinión me separen de los que creen en Cristo. Esa es la mentalidad de los testigos de Jehová y ya no lo acepto como válida. Pero lo importante aquí no es el mensajero, sino el mensaje. Debes hacer tu propia evaluación basada en la evidencia. Solo asegúrate siempre de ver toda la evidencia antes de   llegar a una conclusión.

Espero volver a la normalidad la próxima semana, pero hasta entonces, que la paz del Señor continúe con todos ustedes.