Seleccionar página

Autor Meleti Vivlon | Feb 24, 2020 | Traductor Judá Ben-Hur | Mar 1, 2020

“En vista de que no quisieron reconocer a Dios, Dios los entregó a una mentalidad desaprobada para que hicieran cosas que no se deben hacer”. (Romanos 1:28 TNM).

 

Puede parecer una declaración audaz incluso sugerir que el liderazgo de los testigos de Jehová ha sido entregado a  una mentalidad desaprobada por Dios o un estado mental desaprobado por Dios. Sin embargo, antes de considerar un lado u otro, veamos como otras versiones de la Biblia traducen este versículo:

“Dios los entregó a una mente depravada…” (La Biblia Las Américas).

“Dios los entregó a una mente reprobada…” (Versión Reina Valera Gómez).

Dios los entregó a perverso entendimiento…” (Versión Sagradas Escrituras 1569). 

Ahora consideremos el contexto:

estando llenos de toda injusticia, maldad, avaricia y malicia; colmados de envidia, homicidios, pleitos, engaños y malignidad; son chismosos, detractores, aborrecedores de Dios, insolentes, soberbios, jactanciosos, inventores de lo malo, desobedientes a los padres, sin entendimiento, indignos de confianza, sin amor, despiadados; los cuales, aunque conocen el decreto de Dios que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también dan su aprobación a los que las practican”. (Romanos 1:29-32 LBLA).

Un testigo de Jehová que lea esto seguramente objetará que ninguna de las cualidades mencionadas anteriormente no se aplica de ninguna manera a los que gobiernan la Organización. Sin embargo, antes de llegar a una conclusión, tengamos en cuenta que es Dios quien “abandona” a estos líderes al estado mental descrito, o como dice la Traducción del Nuevo Mundo, “los entregó”. Cuando Jehová abandona a alguien, lo hace retirando su espíritu. ¿Qué sucedió cuando Dios retiró su espíritu del rey Saúl?

El Espíritu del SEÑOR se apartó de Saúl, y un espíritu malo de parte del SEÑOR le atormentaba”. (1 Samuel 16:14 LBLA).

Ya sea de Satanás o debido a la inclinación pecaminosa de uno, sin la influencia positiva del espíritu de Dios, la mente entra en una espiral descendente.

¿Se ha convertido esta situación ahora en el estado mental de la Organización? ¿Ha retirado Jehová su espíritu? Sé que algunos sostendrán que Su espíritu nunca estuvo allí en primer lugar, pero, ¿es justo decir eso? Dios no derrama su espíritu sobre ninguna institución, sino sobre individuos. Su espíritu es muy poderoso, de modo que incluso si un pequeño número de personas lo tiene, puede tener un gran efecto en general. Recuerde, Él estaba dispuesto a perdonar a las ciudades de Sodoma y Gomorra solo por el bien de diez hombres justos. ¿Se ha reducido el número de hombres justos que se encuentran en el liderazgo de los Testigos a tal punto que ahora podemos sugerir que han sido entregados a un estado mental desaprobado? ¿Qué evidencia hay para hacer tal sugerencia?

Tomemos, como un ejemplo, esta carta escrita en respuesta a una pregunta sincera sobre si la evidencia forense podría considerarse como un segundo testigo en los casos en que solo hay un testigo presencial del pecado de abuso sexual infantil, esto es, la víctima, que es un menor de edad

Si la imagen es muy pequeña para leerla en su dispositivo, le presentamos el contenido de la carta:

Querido hermano X:

Nos complace responder a su carta del 21 de noviembre de 2002, en la que Usted discute el manejo de casos de abuso infantil en la congregación cristiana y menciona el razonamiento que ha utilizado para responder a aquellos que han criticado ciertos procedimientos que se basan en el Escrituras.

El razonamiento esbozado en su carta es generalmente sólido. Establecer los hechos en algunas situaciones difíciles no es fácil, pero los Testigos de Jehová están haciendo un esfuerzo decidido para proteger al pueblo de Jehová de los depredadores sexuales, al mismo tiempo que cumplen con sus estándares y principios establecidos en la Biblia. Es encomiable, que ha pensado en los asuntos y está preparado para responder a los cargos de los críticos, ya que esto parece necesario y apropiado.

Usted observa que la evidencia de un examen médico puede ser bastante convincente debido a la tecnología actual que no estaba disponible en los tiempos bíblicos. Usted pregunta si, a veces, esto no podría ser tan incriminatorio que, en efecto, equivale a un segundo “testigo”. Podría ser una evidencia muy sólida, dependiendo, por supuesto, de qué sustancia se produjo como evidencia y qué tan confiable y concluyente fue la prueba. Pero como la Biblia se refiere específicamente a testigos oculares para establecer un asunto, sería mejor no referirse a tales pruebas como un segundo “testigo”. Sin embargo, el punto que usted señala que a menudo habría más que considerar al investigar el cargo contra el acusado que el simple testimonio verbal de la presunta víctima es ciertamente válido.

Es un placer estar asociado con usted y nuestros hermanos de todo el mundo en la predicación del Reino que Jehová ha hecho hoy en todo el mundo. Todos esperamos ansiosamente con usted los acontecimientos trascendentales justo cuando Dios entregará a su pueblo a su nuevo mundo.

Ignoremos el tópico repetitivo que termina con toda esa correspondencia y concentrémonos en la carne de la carta. Esta carta de 17 años de antigüedad revela que el pensamiento de la Organización sobre cómo manejar los casos de abuso sexual infantil no ha cambiado. En todo caso, se ha atrincherado aún más.

Comencemos con esto: “Los testigos de Jehová están haciendo esfuerzos decididos para proteger al pueblo de Jehová de los depredadores sexuales, al mismo tiempo que cumplen con sus estándares y principios establecidos en la Biblia”.

Esto hace que parezca que la protección del pueblo de Jehová de los depredadores sexuales y sus “normas y principios establecidos en la Biblia” son separados y no siempre compatibles entre sí. La idea transmitida es que al aferrarse a la letra de la ley, la Organización no siempre puede proteger adecuadamente a los niños de los depredadores sexuales. La ley de Dios es la culpable. Estos hombres simplemente están cumpliendo con su deber de defender la ley divina.

Al leer el resto de la carta, vemos que este es el caso. Sin embargo, ¿es la ley de Dios la que tiene la culpa, o es la interpretación de los hombres lo que ha llevado a este desastre?

Si después de leer esta carta, siente un nivel de ira por la estupidez de todo, no se castigue. Esa es una respuesta bastante natural ante la estupidez de los hombres. La Biblia condena la estupidez, pero no piense que esa palabra se está aplicando a aquellos con un coeficiente intelectual bajo. Una persona con un coeficiente intelectual bajo puede ser muy sabio. Por otro lado, muy a menudo aquellos con un alto coeficiente intelectual demuestran ser muy estúpidos. Cuando la Biblia habla de estupidez, significa estupidez moral, una clara falta de sabiduría que beneficia a uno mismo y a los demás.

Por favor, lea y absorba esta sabiduría del libro de los Proverbios, luego volveremos a ella, uno por uno, para analizar la carta y las políticas de los testigos de Jehová según se observa en JW.org.

  • “¿Hasta cuándo… los necios aborrecerán el conocimiento?” (Proverbios 1:22 LBLA).
  • “…y vosotros, necios, aprended sabiduría”. (Proverbios 8:5 LBLA).
  • “…mas el corazón de los locos publica la locura”. (Proverbios 12:23 Biblia Jubileo Año 2000).
  • “Todo hombre prudente obra con conocimiento, pero el necio ostenta necedad”. (Proverbios 13:16) LBLA.
  • “El sabio teme, y se aparta del mal; mas el loco se arrebata, y confía”. (Proverbios 14:16 Biblia Jubileo Año 2000).
  • “¿De qué sirve el precio en la mano del necio para comprar sabiduría, si no tiene el corazón para ello?”. (Proverbios 17:16 RVG).
  • “Como perro que vuelve a su vómito es el necio que repite su necedad”. (Proverbios 26:11 LBLA).

Proverbios 17:16 nos dice que el estúpido tiene el precio de adquirir sabiduría en sus manos, pero no pagará ese precio porque carece de corazón. Le falta el corazón para pagar el precio. ¿Qué motivaría a un hombre a reexaminar su comprensión de las Escrituras con el fin de proteger a los niños? Amor, obviamente. Es una falta de amor lo que vemos en todos los tratos de la Organización relacionados con el abuso sexual infantil, aunque esa falta de amor no se limita a este tema. Por lo tanto, aborrecen el conocimiento (Pr 1:22), no entienden o son necios a su propia motivación (Pr 8: 5) y, por lo tanto, simplemente demuestran locura (Pr 12:23). Luego, cuando alguien los cuestiona, se ponen arrebatados (Pr 14:16). (En lo que respecta a este último punto, es para proteger al destinatario de la carta de tal furia que hemos borrado el nombre.) Y como un perro que regresa a su vómito, siguen repitiendo la misma tontería una y otra vez en detrimento suyo. (Pr 26:11).

¿Estoy siendo demasiado duro con ellos para acusarlos de odiar el conocimiento y no estar dispuestos a pagar el precio por la sabiduría porque les falta amor?

Dejaré que Usted sea el Juez.

Admiten que puede haber pruebas científicas muy sólidas para establecer el abuso sexual. Por ejemplo, un examen forense de violación puede reunir evidencia de ADN para establecer la identidad de un atacante. Sin embargo, su interpretación de la “regla de los dos testigos” requiere que haya de forma literal dos “testigos” de un incidente de violación infantil, por lo que incluso con evidencia forense abrumadora, los ancianos no pueden actuar si el único testimonio de un testigo presencial proviene de la víctima.

Ahora puede ver lo que querían decir cuando escribieron que “están haciendo esfuerzos decididos para proteger al pueblo de Jehová de los depredadores sexuales, al mismo tiempo que cumplen con sus estándares y principios establecidos en la Biblia”. En otras palabras, deben aferrarse a su interpretación de lo que dice la Biblia sobre la regla de los dos testigos, a pesar de que eso podría resultar en una falta de protección para el pueblo de Jehová.

Peor, tienen los medios para comprar sabiduría, entonces, ¿por qué carecen de la motivación para hacerlo? (Pr 17:16) ¿Por qué odiarían tal conocimiento? Recuerde, es el necio el que odia el conocimiento (Pr 1:22).

Una simple búsqueda en la palabra “testigo” utilizando el propio programa de software de la Organización indica que un testigo puede ser algo más que un humano que ve un evento.

“Labán continuó diciéndole a Jacob:

―Mira bien, este montón de piedras y este pilar que he levantado entre tú y yo quedan como testigos de nuestros votos. Yo no cruzaré esta línea para atacarte, ni tú la cruzarás para atacarme..” (Genesis 31:51,52 Nueva Biblia Viva).

(Una estela de piedras sirvió como “Testigo” del acuerdo entre Labán y Jacob).

“Tomen este libro de la ley y póngalo junto al arca del pacto del SEÑOR su Dios. Que esté allí como testigo contra ti”. (Deuteronomio 31:26 Reina Valera Actualizada 20015).

(El libro de la ley sirvió como “Testigo” del Pacto de Dios con Israel).

De hecho, el uso de evidencia forense para dar testimonio en un caso de inmoralidad sexual está establecido en el código de la ley mosaica. Aquí está el relato de la Biblia:

“Supongamos que un hombre se casa y tiene relaciones sexuales con su esposa, pero luego ya no la quiere más. Si para separarse de ella, alega que su esposa había tenido relaciones sexuales antes de casarse, entonces los padres de ella se presentarán ante las autoridades del pueblo. Allí mostrarán la sábana usada en la primera noche de bodas, como prueba de que su hija nunca antes había tenido relaciones sexuales. El padre dirá a las autoridades: ‘Yo permití que este hombre se casara con mi hija. Ahora él ya no la quiere, y la acusa de haber tenido relaciones sexuales antes de casarse. Pero aquí está la prueba de que eso no es cierto’. Entonces las autoridades castigarán con un látigo a ese hombre por mentir en contra de su esposa”. (Deuteronomio 22:13-18 Traducción en Lenguaje Actual).

Con respecto a este pasaje, el libro Perspicacia para comprender las escrituras no dice lo siguiente:

Prueba de virginidad. Después de la cena, el esposo llevaba a su novia a la cámara nupcial. (Sl 19:5; Joe 2:16.) En la noche de bodas se usaba una tela o prenda, y después se guardaba o se daba a los padres de la esposa para que las señales de la sangre de la virginidad de la muchacha constituyeran una protección legal para ella en el caso de que más tarde se la acusase de no haber sido virgen o de haber sido una prostituta antes de la boda. De otra manera, podían lapidarla por haberse presentado en matrimonio como una virgen sin mancha y haber acarreado gran oprobio a la casa de su padre. (Dt 22:13-21.) Esta costumbre de guardar la tela ha continuado vigente en algunos pueblos del Oriente Medio hasta tiempos recientes”.

(iT-2, Matrimonio, Pág. 342 Español).

Ahí lo tiene: prueba bíblica de que la evidencia forense puede servir como segundo testigo. Sin embargo, se niegan a aplicarlo y “como perro que vuelve a su vómito es el necio que repite su necedad.” (Pr 26:11).

Es fácil culpar a la organización por toda la tragedia que miles de personas han sufrido debido a su aversión a denunciar el delito de violación infantil a las autoridades gubernamentales competentes puestas por Dios como su ministro para manejar tales cosas. (Ver Romanos 13:1-6.) Nunca tuve hijos propios, así que solo puedo imaginar como reaccionaría al enterarme de que un hermano de la congregación habría abusado sexualmente de mi pequeño hijo o mi pequeña hija. Probablemente quisiera hacerlo pedacitos parte por parte. Estoy seguro de que muchos padres con un niño víctima de cualquier tipo de abuso se han sentido así. Dicho esto, me gustaría que todos miremos esto bajo una nueva luz. Si su hijo es violado, ¿a quién recurriría Usted por justicia? No puedo imaginarme a Usted diciendo: “Conozco a este tipo que es un conserje y otro que limpia las ventanas para ganarse la vida y un tercero que es un reparador de automóviles. Creo que son las personas que puedo contactar, ya que sabrán como manejar esta situación. Sé que puedo contar con ellos para castigar al malhechor y ayudar a  mi hijo a recuperar su salud mental y emocional.”

Sé que eso suena ridículo, pero ¿no es eso exactamente lo que han hecho miles al contactar a los ancianos de la congregación de los testigos de Jehová en lugar de contactar a profesionales debidamente educados y entrenados? Recuerde que la Organización de los testigos de Jehová de hecho no aprueba la educación formal escolar universitaria requerida para atender víctimas de abuso, como lo son Abogados, Psicólogos, Pedagogos, etc.

Es cierto que el liderazgo de la Organización ciertamente parece estar actuando estúpidamente en el sentido bíblico al “odiar el conocimiento” y “difundir su necedad” (Pr 1:22; 13:16). Los ancianos también son estúpidamente “seguros de sí mismos” (Pr 14:16) al no reconocer su propia insuficiencia, falta de educación y formación así como incapacidad para tratar adecuadamente este complejo problema. Con frecuencia han mostrado una falta de voluntad para actuar por amor y reportar estos crímenes a las autoridades para proteger al pueblo de Jehová. Sin embargo, es fácil culpar a otros por nuestras propias deficiencias. Dios juzga a todas las personas. Dios pedirá cuentas a cada uno. No podemos cambiar nuestro pasado, pero podemos afectar nuestro presente. Desearía haberme dado cuenta de todo esto antes, pero ahora lo reconozco. Por lo tanto, imploro a todos los testigos de Jehová que son conscientes del delito de abuso infantil que no lo denuncien a los ancianos. Es más, ni siquiera los involucre. Simplemente está dando los pasos seguros que irán configurando el fracaso. En su lugar, obedezca el mandato de Dios en Romanos 13:1-6 y presente su denuncia a las autoridades superiores que están equipadas para investigar y descubrir la verdad. Ellos son los designados por Dios para protegernos en tales casos.

No tengo la ilusión de que la Organización alguna vez cambie sus políticas. Entonces, si usted sabe de que un abuso  infantil o de cualquier otro delito debido a que una amistad o familiar suyos son víctimas, ¿para qué molestarse con los ancianos? Déjelos fuera de esto. Mejor obedezca a Dios y haga su denuncia con las autoridades competentes. Es probable que los ancianos, la congregación y la sucursal se molesten, pero ¿y qué? Lo que verdaderamente importa Usted está haciendo lo que es correcto para con Dios.