Seleccionar página

Hola a todos y bienvenidos. Me llamo Eric Wilson, pero también me conocen por Meleti Vivlon; el alías que usaba durante años cuando solo estaba tratando de estudiar la Biblia libre de adoctrinamiento y no me veía listo todavía para soportar la persecución que inevitablemente se produce cuando un Testigo no se ajusta al dogma de la Watchtower.

La Organización de los Testigos de Jehová se ha vuelto supremamente sensible en los últimos años ante cualquier indicio de disidencia. Haga una pregunta simple, exprese una duda, desafíe una excusa débil y auge, está en la segunda escuela enfrentándose a los ancianos locales que le harán la temida pregunta: “¿Crees que el Cuerpo Gobernante es el canal de Dios para comunicar la verdad a su organización hoy en día?”

Esto se ve como una prueba de fuego, una especie de juramento de fidelidad. Si dices “Sí”, estás negando a tu Señor Jesús. Cualquier otra respuesta que no sea un inequívoco “Sí”, conducirá a la persecución en forma de la expulsión.  Te separarán de casi todos tus seres queridos. Peor aún, todos pensarán que te has convertido en un apóstata, y no hay peor designación a sus ojos de los testigos, porque un apóstata está condenado a la muerte eterna.

Tu madre llorará por ti. Es muy probable que tu cónyuge buscará la separación y el divorcio. Tus hijos te cortarán de su vida.

Muy pesado eso. ¿No?

¿Qué puedes hacer? ¿Especialmente si tu despertar aún no está al punto donde una separación completa de la organización parece deseable? Recientemente, uno de nuestros comentaristas, que usa el alias JamesBrown, se enfrentó a esta misma pregunta y su respuesta a la temida pregunta es la mejor que he leído hasta la fecha. Pero antes de compartir eso con ustedes, una palabra de explicación sobre este video.

Tenía la intención de que este video tratara sobre la llamada profecía de los últimos días que se encuentra en el capítulo 24 de Mateo, el capítulo 13 de Marcos y el capítulo 21 de Lucas. Son relatos paralelos.  Quería que fuera un estudio libre de la influencia de doctrinas anteriores provenientes de las denominaciones de las cuales hemos sido afiliados.  La idea es que abordaremos el tema como si fuéramos lectores de la Biblia por primera vez y que nunca antes hubiéramos pertenecido a ninguna religión cristiana.  Así comenzaríamos el análisis libres de prejuicios y sesgo. Sin embargo, me di cuenta que tal investigación no se debe comenzar sin primero comunicar una palabra de advertencia. La cosa es que esos tres relatos paralelos son muy seductores para el ego humano, ya que aparentemente guardan la promesa del conocimiento escondido. Esta no fue la intención de nuestro Señor al pronunciar esas palabras proféticas, pero siendo la imperfección humana lo que es, muchos hemos sucumbido a la tentación de leer nuestra propia interpretación personal en las palabras de Jesús. Llamamos a esto, eiségesis; el imponer idea propia en la palabra de Dios, y es una plaga.  No queremos ser infectados, así que es aconsejable una palabra de advertencia.

Creo que más falsos profetas cristianos han resultado por aplicar mal la profecía de Jesús que de cualquier otra parte de las Escrituras. De hecho, nos advierte de esto, Jesus, diciendo en Mateo 24: 11 que, “Muchos falsos profetas se levantarán y extraviarán a muchos”, y nuevamente en el versículo 24, “Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas y darán grandes señales y prodigios para extraviar…hasta a los escogidos.”

No estoy sugiriendo que todos estos hombres comiencen con malas intenciones. De hecho, creo que en la mayoría de los casos están motivados por un deseo sincero de saber la verdad. Sin embargo, las buenas intenciones no excusan la mala conducta, y adelantarse a la palabra de Dios siempre es algo malo. Una vez que uno comienza por ese camino, se involucra en sus propias teorías y predicciones. Cuando convence a otros a creer también, crea seguidores. Pronto, llega a un punto sin retorno. Cuando comienzan a falla las predicciones, se hace casi imposible admitir su error.  Más fácil es reelaborar la interpretación para darle nueva vida; así para mantener a sus seguidores unidos a sí.

Históricamente, este ha sido el curso que ha tomado el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová.

Esto plantea la pregunta: “¿Es el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová un falso profeta?”

Oficialmente, niegan la etiqueta de “falso profeta” afirmando que solo son hombres imperfectos que están haciendo todo más  posible para comprender la Biblia, y como tales, han cometido errores de vez en cuando, pero libremente admiten sus errores y esperan que Jehová les revela la luz más brillante.

¿Es eso cierto?

Bueno, en cuanto a la disculpa a menudo planteada de que admiten libremente sus errores, pediría alguna evidencia de eso. Década tras década a lo largo de mi vida, alteraron su interpretación en cuanto al comienzo y duración de “esta generación” de Mateo 24:34, empujando la fecha 10 años más adelante tras cada fiasco. ¿Se disculparon alguna vez por estos cambios? ¿O echaron la culpa a otros?

Cuando abandonaron el cálculo de la generación por completo a mediados de la década de 1990, ¿Entonces, se disculparon por engañar a millones durante medio siglo con un cálculo falso?

Cuando 1975 vino y se fue sin que ocurriera la grande tribulación, ¿reconocieron humildemente que eran responsables de sembrar esperanzas falsas en la mente de los testigos? ¿O acaso echaron nuevamente la culpa a otros? ¿Todavía lo están haciendo?  ¿Dónde está la admisión de error y el arrepentimiento por comprometer la neutralidad de la organización después de una afiliación de 10 años con las Naciones Unidas?

Se jactan de su humildad al confesar libremente sus errores, pero a la hora de la verdad, nunca lo hacen.

Dicho todo esto, no reconocer el error no significa que seas un falso profeta. ¿Un mal cristiano, sí, pero un falso profeta? No necesariamente. ¿Qué constituye ser un falso profeta?

Para responder a esa pregunta vital, primero pasaremos al registro histórico. Si bien ha habido innumerables ejemplos de interpretaciones fallidas dentro de los anulados del cristianismo, solo nos ocuparemos de aquellos relacionados con la religión de los testigos de Jehová. Aunque los Testigos de Jehová solo surgieron en 1931 cuando los grupos restantes de Estudiantes de la Biblia leales a JF Rutherford adoptaron el nombre, sus raíces teológicas se remontan a William Miller de Vermont, EE. UU., quien predijo que Cristo regresaría en 1843. (Pondré enlaces a todo el material de referencia en la descripción de este video).

Miller basó esta predicción en varios cálculos tomados de períodos de tiempo en el libro de Daniel que se cree que tienen un cumplimiento secundario o antitípico en su día. También basó su investigación en las profecías de Jesús antes mencionadas. Por supuesto, no sucedió nada en 1843. Volvió a redactar su cálculo agregando un año, pero tampoco sucedió nada en 1844. Como ha de esperar, sus seguidores quedaron desilusionados. Sin embargo, el movimiento que comenzó no se extinguió. Se transformó en una rama del cristianismo conocida como adventismo. (Esto se refiere a los cristianos cuyo enfoque principal es el “advenimiento” o la “venida” de Cristo).

Utilizando los cálculos de Miller, pero ajustando la fecha de inicio, un adventista llamado Nelson Barbour concluyó que Jesús regresaría en 1874. Por supuesto, eso tampoco sucedió, pero Nelson fue astuto y, en lugar de admitir que había fallado, redefinió el Adviento del Señor como celestial y por lo tanto invisible. (¿Suena eso?)

También predijo que la gran tribulación que culminaría en Armagedón iba a comenzar en 1914.

Barbour conoció a C.T. Russell en 1876 y unieron fuerzas por un tiempo publicando material bíblico. Hasta ese momento, Russell había desdeñado la cronología profética, pero a través de Barbour se convirtió en un verdadero creyente de los antitipos y cálculos del tiempo proféticos. Incluso después de que se separaron por un desacuerdo sobre la naturaleza del rescate, continuó predicando que vivían durante la presencia de Cristo y que la gran tribulación comenzaría en 1914.

En su testamento, Russell preveía un comité ejecutivo de 7 hombres para controlar el funcionamiento de la imprenta conocida como la Sociedad Watch Tower Bible and Tract de Pennsylvania. También estableció un comité editorial de 5 personas. Justo después de la muerte de Russell, Rutherford usó maquinaciones legales para arrebatar el control del comité ejecutivo y se colocó al mando de la compañía para dirigir sus asuntos. En cuanto a la publicación de interpretaciones bíblicas, el comité editorial ejercía influencia cada vez menor sobre Rutherford hasta 1931, cuando la disolvió por completo. Por lo tanto, la idea promovida por el Cuerpo Gobernante actual de que un grupo de hombres, un cuerpo gobernante, actuaba como esclavo fiel y discreto desde 1919 en adelante durante la presidencia de J.F.Rutherford está en contradicción con los hechos de la historia. Él se consideraba el líder supremo de la organización de los testigos de Jehová, su generalísimo.

Poco después de la muerte de Russell, Rutherford comenzó a predicar que “millones que ahora viven nunca morirán”. Pretendía que esto se tomara literalmente, porque predijo que la segunda fase de la Gran Tribulación—recuerde que todavía creían que la Tribulación había comenzado en 1914, la primera fase— que la segunda fase de la Gran Tribulación comenzaría en 1925 con la resurrección de hombres tan dignos como el Rey David, Abraham, Daniel y similares. Incluso compraron una mansión en San Diego, California conocido por nombre Beth Sarim, para albergar a estos conocidos como “los antiguos dignos”.  Por supuesto, no pasó nada en 1925.

En los últimos años de Rutherford (él murió en 1942), cambió el comienzo de la presencia invisible de Cristo de 1874 a 1914, pero dejó a 1914 también como el comienzo de la Gran Tribulación. La segunda fase de la Gran Tribulación sería el Armagedón.

En 1969, la Organización cambió la predicción de que la gran tribulación había comenzado en 1914, colocando ese evento en un futuro muy cercano, específicamente en o antes de 1975. Esto se basó en la suposición errónea de que cada día creativo descrito en Génesis fue de igual duración, midiendo 7000 años. Basado en los cálculos tomados del texto masorético en el que se basan la mayoría de las Biblias, esto llevó la edad de la existencia del hombre a 6000 años llegando a 1975. Por supuesto, si pasamos por otras fuentes de manuscritos creíbles, el año 1325 marca el final de 6000 años desde la creación de Adán.

No hace falta decir que una vez más una predicción hecha por los líderes de la organización no se hizo realidad.

Luego, a los Testigos se les ordenó mirar hacia un tiempo comprendido entre 1984 y 1994, ya que el Salmo 90:10 pone la promedio de la vida human entre 70 y 80 años y la generación que vio el comienzo en 1914 tendría que estar viva para ver el fin. Eso también pasó, y ahora estamos mirando hacia el comienzo de la tercera década del siglo XXI, y todavía la organización predice el fin dentro de una generación, aunque les tocó inventar una nueva definición de la palabra.

Entonces, ¿son estos los errores de los hombres imperfectos que simplemente intentan descifrar la palabra de Dios, o estamos siendo engañados por un falso profeta?

En lugar de especular, vayamos a la Biblia para ver cómo define un “falso profeta”.

Leemos de Deuteronomio 18:20-22. Voy a leer de la Traducción del Nuevo Mundo ya que nos estamos centrando en los testigos de Jehová, pero el principio expresado aquí es de aplicación universal.

”Sin embargo, el profeta que tenga la presunción de hablar en mi nombre una palabra que yo no le haya mandado hablar, o que hable en el nombre de otros dioses, ese profeta tiene que morir. Y en caso de que digas en tu corazón: “¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?”, cuando hable el profeta en nombre de Jehová y la palabra no suceda ni se realice, esa es la palabra que Jehová no ha hablado. Con presunción la habló el profeta. No debes atemorizarte de él”.

Realmente, ¿hay algo más que decir? ¿No nos dicen estos tres versículos todo lo que necesitamos saber para protegernos de los falsos profetas? Les aseguro que no hay otro lugar en la Biblia que nos brinde tanta claridad con tan pocas palabras sobre este tema.

Por ejemplo, en el versículo 20 vemos cuán serio es profetizar falsamente en el nombre de Dios. Fue un crimen capital en la época de Israel. Si lo hiciera, le llevarían fuera del campamento y le apedrearían hasta la muerte. Por supuesto, la congregación cristiana no ejecuta a nadie. Pero la justicia de Dios no ha cambiado. Entonces, aquellos que profetizan falsamente y no se arrepienten de su pecado deben esperar un juicio severo de Dios.

El versículo 21 plantea la pregunta esperada: “¿Cómo vamos a saber que alguien es un falso profeta?”

El versículo 22 nos da la respuesta y realmente no podría ser más simple. Si alguien dice hablar en nombre de Dios y predice el futuro, y ese futuro no se hace realidad, esa persona es un falso profeta. Pero va más allá de eso. Dice que tal persona es presuntuosa. Además, nos dice que no nos debemos atemorizar de él. Esta es una traducción de la palabra hebrea, guwr, que significa “quedarse”. Esa es su representación más frecuente.

Entonces, cuando la Biblia nos dice que no le tengamos miedo al falso profeta, no se trata del tipo de miedo que nos haría huir, sino del tipo de miedo que nos haría quedar. Esencialmente, el falso profeta nos hace seguirlo, o quedar con él, porque tenemos miedo de ignorar sus advertencias proféticas. Por lo tanto, el propósito de un falso profeta es convertirse en nuestro líder.  Él quiere apartarnos de nuestro líder verdadero, el Señor. Este es el papel de Satanás. Actúa presuntuosamente, miente para engañar a la gente como lo hizo con Eva cuando le dijo proféticamente: “No morirás”. Ella se quedó con él y sufrió las consecuencias.

Por supuesto, ningún profeta admite abiertamente ser falso. De hecho, advertirá a los que lo siguen acerca de los demás, acusándolos de ser falsos profetas. Volvemos a nuestra pregunta: “¿Es el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová un falso profeta?”

Dicen enfáticamente que no lo son. De hecho, han brindado a los testigos de Jehová una amplia información sobre cómo identificar a alguien que es verdaderamente un falso profeta.

En el libro, Razonamiento de las Escrituras, el Cuerpo Gobernante ha dedicado 6 páginas de referencias bíblicas para instruir completamente a los testigos de Jehová sobre lo que constituye un falso profeta, con el fin de defender la fe contra esa acusación. Incluso proporcionan sugerencias sobre cómo responder a las objeciones comunes que pueden surgir en la puerta.

Citan versículos de Juan, Mateo, Daniel, Pablo y Pedro. Incluso citan Deuteronomio 18:18-20, pero notablemente, la mejor respuesta a la pregunta, “¿Cómo identificar al falso profeta?” no lo citan. Seis páginas de análisis y ni una mención de Deuteronomio 18:22. ¿Por qué pasarían por alto la mejor respuesta a esa pregunta?

Creo que una de las mejores formas de responder a esa pregunta es leer la experiencia de JamesBrown como prometí hacer al comienzo de este video. Estoy leyendo extractos, pero pondré un enlace de su comentario en la descripción para aquellos que deseen leer toda la experiencia. (Si necesita leerlo en su propio idioma, puede usar translate.google.com y copiar y pegar la experiencia en esa aplicación).

Se lee de la siguiente manera (con un poco de edición para ortografía y legibilidad

“Hola Eric

No sé si has estado leyendo mi experiencia con 3 ancianos con respecto a Rev. 4:11. Pase un infierno en la tierra. De todos modos, tuve la visita de 2 ancianos para tratar de aclarar mi mente anoche, y mientras tanto mi esposa lloraba y me rogaba que escuchara a los ancianos y las instrucciones del Cuerpo Gobernante.

Tengo casi 70 años de edad. Se han burlado de mi pensamiento crítico, y me han acusado de saber más que el Cuerpo Gobernante.

Antes de que vinieran, entré en mi habitación y oré por sabiduría y para mantener la boca cerrada, y de alguna manera “ALABAR” al Cuerpo Gobernante por todo lo que hacen.

Me preguntaron nuevamente, si creía que el Cuerpo Gobernante es el ÚNICO canal de Dios en la tierra que nos acerca a Jehová, y que somos los ÚNICOS en enseñar la verdad, y también si seguimos sus instrucciones, nos espera la vida eterna.

Se encendió una bombilla en mi cabeza y, por favor, no me pregunten qué comí en el almuerzo hace 2 días, pero cité Juan 14:6. “Jesús le dijo: “Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí.””

Les dije: “Por favor, escuchen lo que tengo que decir para que puedan decidir”. Les expliqué que he llegado a creer que el Cuerpo Gobernante es Jesucristo en la tierra.

Déjame explicar. Cité sus palabras: “El Cuerpo Gobernante es el único canal de Dios en la tierra y que somos los ÚNICOS en enseñar la verdad. Además, si escuchamos y seguimos sus instrucciones, la vida eterna nos espera”.

Entonces, dije: “Compara las dos  declaraciones. Ustedes dijeron: “El Cuerpo Gobernante es el único canal de Dios en la tierra”. ¿No es esa el camino que Jesús dijo acerca de sí mismo? Somos los ÚNICOS que enseñamos la verdad “. ¿No es esto lo que Jesús dijo acerca de SU enseñanza? ¿Y si lo escuchamos, tendremos vida?”

Entonces, les pregunté, “¿no es el Cuerpo Gobernante que quiere que nos acerquemos a Jehová? Entonces, creo que el Cuerpo Gobernante es Jesucristo en la tierra”.

Hubo un silencio increíble, incluso mi esposa se sorprendió por lo que se me ocurrió.

Les pregunté a los ancianos: “¿Pueden refutar mi afirmación acerca de que el Cuerpo Gobernante es Jesús en la tierra a la luz de lo que se nos enseña en las reuniones y publicaciones?”

Dijeron que el Cuerpo Gobernante NO es Jesucristo en la tierra y que fui estúpido al pensar de esa manera.

Les pregunté: “¿Dicen que NO son el camino, la verdad, la vida, para acercarnos a Jehová a la luz de la escritura que leí acerca de Jesús?”

El anciano más joven dijo, “NO”.  El mayor dijo, “SÍ”. Un debate se produjo entre ellos frente a nuestros ojos. Mi esposa estaba decepcionada por sus desacuerdos, y yo mantuve la boca cerrada.

Después de la oración, se fueron y estuvieron sentados en el auto por mucho tiempo fuera de nuestra casa, y pude escucharlos discutiendo; y luego se fueron.

Amor a todos.”

Brillante, ¿no? Note, él oró primero y tenía una meta diferente en mente, pero cuando llegó el momento, el espíritu santo se hizo cargo. Esto, en mi humilde opinión, es prueba de las palabras de Jesús en Lucas 21:12-15:

“Pero antes de todas estas cosas les echarán mano a ustedes y los perseguirán, entregándolos a las sinagogas y prisiones, y serán llevados ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre. Resultará para ustedes en testimonio. Por lo tanto, resuélvanlo en sus corazones que no ensayarán de antemano cómo hacer su defensa, porque yo les daré boca y sabiduría, que todos sus opositores juntos no podrán resistir ni disputar.” (Lucas 21:12-15)

¿Ven cómo lo que los ancianos expresaron a JamesBrown demuestra que las predicciones proféticas fallidas del Cuerpo Gobernante a lo largo de nuestra vida no pueden excusarse simplemente como fallas  debidas a la imperfección humana?

Comparemos lo que dijeron con lo que leemos en Deuteronomio 18:22.

“Cuando un profeta habla en el nombre de Jehová …”

Los ancianos dijeron que “el Cuerpo Gobernante es el único canal de Dios en la tierra y que somos los únicos en enseñar la verdad”.

Esos hombres solo hacen eco de una enseñanza que han escuchado de la plataforma de la convención y han leído en las publicaciones una tras otra vez. Por ejemplo:

“¿No le parece que hay pruebas suficientes de que puede confiar en el esclavo fiel, a quien Jehová ha utilizado durante los pasados cien años para enseñarnos la verdad?” La Atalaya de julio de 2017, página 30.

En caso de que haya alguna duda sobre quién habla por Dios hoy en la mente de los testigos de Jehová, tenemos esto de La Atalaya del 15 de julio de 2013, página 20, párrafo 2 bajo el título, “¿Quién es ‘el esclavo fiel y discreto?’”

“Ese esclavo fiel es el conducto mediante el cual Jesús alimenta a sus verdaderos discípulos en este tiempo del fin. Es vital identificarlo: nuestra salud espiritual y nuestra amistad con Dios dependen de ese conducto”.

¿Queda alguna duda de que el Cuerpo Gobernante dice hablar en nombre de Jehová? Por un lado de la boca lo niegan cuando les conviene, pero está claro de que por el otro lado lo afirman repetidamente que la verdad de Dios sólo viene a través de ellos.

Las palabras finales de Deuteronomio 18:22 nos dicen que no temamos al falso profeta. Eso es precisamente lo que quieren que hagamos. Por ejemplo, nos advierten:

“No cuestionemos jamás, ni con palabras ni con obras, el medio que Jehová utiliza para comunicarse con nosotros hoy día.” La Atalaya del 15 de noviembre, 2009, página 14 párrafo 5.

Quieren que nos quedemos con ellos, que los sigamos, que los obedezcamos. Pero sus profecías han fallado una y otra vez, y aun así afirman hablar en nombre de Dios. Entonces, según Deuteronomio 18:22, están actuando presuntuosamente. Si vamos a obedecer a Dios, no seguiremos al falso profeta.

Nuestro Señor es el mismo “ayer, hoy y siempre”. (Hebreos 13:8) Su estándar de justicia no cambia. Si tememos el falso profeta, si seguimos el falso profeta, vamos a compartir el destino del falso profeta, cuando el juez de toda la tierra viene a ejecutar la justicia.

Si te ha gustado este vídeo, por favor haga clic sobre “Like”, y también si aún no se ha suscrito al canal Los Bereanos, haga clic en el botón “Suscribirse” para recibir notificaciones de futuros videos.

Gracias.