Seleccionar página

“Tienes que pagar tus votos a Jehová” (Mat. 5:33).

Los párrafos iniciales de este artículo de estudio aclaran que un voto es una promesa solemne o un juramento jurado. (Números 30: 2) Luego pasa a considerar los juramentos jurados hechos por dos hebreos que vivieron mucho antes de la era cristiana: Jefté y Ana. Ambos juramentos fueron el resultado de la desesperación y no resultaron bien para las partes involucradas, pero el punto que se está haciendo en este artículo es que a pesar de las dificultades que los juramentos causaron, ambos individuos pagaron sus votos a Dios. ¿Significa eso que debemos hacer votos? ¿Es esa la lección de la Escritura? ¿O es la lección de que no es prudente hacer votos, pero si decidimos hacerlos, debemos pagar el precio?

El texto temático parece apoyar el entendimiento de que los cristianos pueden y deben hacer votos a Dios. Sin embargo, puesto que no está incluido en los cuatro textos “leídos” en el estudio (textos que deben ser leídos en voz alta) examinémoslo por nosotros mismos.

Aquí, el artículo cita las palabras de Jesús y aisladamente, puede parecer al lector que Jesús está apoyando la idea de que está bien hacer votos, siempre y cuando se los pague a Dios. Sin embargo, el texto completo del versículo 33 es: “Otra vez oísteis que se dijo a los antiguos: ‘No debéis jurar sin actuar, sino que tendréis que pagar vuestros votos a Jehová'”.

Así que Jesús no dice que está bien hace votos, sino que se refiere a las costumbres de la antigüedad. ¿Son buenas aquellas costumbres? ¿Los aprueba Jesús? No, más bien, él las usa para hacer contraste con lo que dice a continuación:

”También oyeron ustedes que se dijo a los de la antigüedad: ‘No debes jurar y no cumplir, sino que tienes que pagar tus votos a Jehová’. 34 Sin embargo, yo les digo: No juren+ de ninguna manera, ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el escabel+ de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36 Ni por tu cabeza debes jurar, porque no puedes volver blanco o negro un solo cabello. 37 Simplemente signifique su palabra Sí, Sí, su No, No; porque lo que excede de esto proviene del inicuo. (Mateo 5:33-37)

Jesús está introduciendo algo nuevo para los cristianos. Nos está diciendo que nos liberemos de las tradiciones del pasado, y llega hasta identificar que su origen es satánico, diciendo que “lo que excede de esto proviene del inicuo.”

Dado esto, ¿por qué será que el escritor del artículo extrae una sola frase de la nueva enseñanza de Jesús, a saber, “tienes que pagar tus votos a Jehová”, como si eso fuera la idea de Jesus? ¿Es que no entiende que las cosas han cambiado? ¿Le habrá faltado hacer una investigación completa del tema? ¿O hay otro motivo por el que pasó por alto gran parte del mensaje del Señor sobre el tema de los votos?

Parecería que el enfoque del artículo favorece la idea que los Testigos deben hacer votos como lo hicieron los de tiempos antiguos. Por ejemplo:

Ahora que entendemos lo serio que es hacer un voto a Dios, analicemos estas preguntas: ¿Qué votos podríamos hacer los cristianos? Y ¿hasta qué punto estamos decididos a cumplirlos? – par. 9

Sobre la base de lo que Jesús nos dice en Mateo 5:34, ¿no sería la respuesta a la primera pregunta, “Ninguno”?  Para obedecer a nuestro Señor, no debemos hacer ningún tipo de voto.

El voto de dedicación a Dios

El párrafo 10 introduce el primer voto que el Cuerpo Gobernante desea que hagamos.

El voto de dedicación es el más importante que podemos hacer los cristianos. – par. 10

Si usted siente que conoce a Jesús, entonces pregúntese si él es la clase de rey que da instrucciones contradictorias a su pueblo? ¿Nos diría que no hiciéramos votos, y luego decirnos que hagamos un voto de dedicación a Dios antes del bautismo?

Al presentar este voto como “el más importante que podemos hacer los cristianos”, el párrafo no nos ofrece ningún apoyo bíblico. La razón es que no hay prueba bíblica.  De verdad, la única vez que la palabra “dedicación” aparece en las Escrituras Cristianas es cuando se refiere al Festival Judío de Dedicación. (Juan 10:22) En cuanto al verbo “dedicar”, aparece tres veces en las Escrituras Cristianas, pero siempre relacionado con el judaísmo y siempre en forma negativa. (Mt 15: 5, Mr 7:11, Lu 21: 5)[i]

El artículo busca apoyo para esta idea de un voto de dedicación antes del bautismo mediante citar Mateo 16:24:

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: “Si alguien quiere venir en pos de mí, repúdiese a sí mismo y tome su madero de tormento y sígame de continuo.” (Mt 16:24)

Uno puede repudiarse a sí mismo y tomar su madero de tormento sin necesidad de tomar ningún voto.  Este texto no sirve de prueba. ¿Por qué es que la Organización se esfuerza tanto en promover la idea no bíblica de un voto de dedicación a Jehová? ¿Estamos realmente hablando de un voto a Dios, o de algo más?

El párrafo 10 dice:

Desde ese día en adelante, le “pertenecemos a Jehová” (Rom. 14:8). Quien se dedica a él debe tomar este voto muy en serio. – par. 10

El escritor socava su propio argumento citando Romanos 14:8. En el griego original, el nombre divino no aparece en este versículo en ninguno de los miles de manuscritos disponibles para nosotros hoy. Lo que aparece es “Señor” que se refiere a Jesús. Ahora la idea de que los cristianos pertenecen a Jesús está bien apoyada en las Escrituras. (Mr 9:38, Ro 1: 6; 1 Co 15:22) De hecho, los cristianos sólo pueden pertenecer a Jehová por medio del Cristo.

“a su vez, ustedes pertenecen a Cristo; Cristo, a su vez, pertenece a Dios.”(1 Co 3:23).

Alguien podría razonar que el nombre de Jehová fue removido de Romanos 14: 8 y sustituido con “Señor”. Sin embargo, eso no encaja con el contexto. El nombre de Jehová fue añadido en Romanos.  En todos los miles de manuscritos que hay, solo encontramos la palabra kurios, “Señor”, no Jehová.  Por ejemplo:

“Porque ninguno de nosotros vive para sí mismo, y ninguno muere para sí mismo. 8Pues si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos. Por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Señor somos. 9Porque para esto Cristo murió y resucitó, para ser Señor tanto de los muertos como de los vivos.” (Romanos 14: 7-9 NBH[ii])

Entonces el párrafo 11 habla de algo que yo solía creer y hasta enseñar a mis estudiantes de la Biblia, aunque ahora me doy cuenta de que nunca lo investigué por mi cuenta.  Resulta que la razón que enseñé esta doctrina fue debida a la confianza indebida que cifré en los hombres a la cabeza de la organización.  Muchos continúen cifrando tal confianza y por lo tanto aceptan sin cuestión una frase como la siguiente:

Si ha dedicado su vida a Jehová y lo ha simbolizado mediante el bautismo, lo felicitamos. – par. 11

Esta enseñanza indica que el voto de dedicación procedente de los hombres sea de más importancia que el bautismo establecido por Dios.  Pero la bíblia enseña otra cosa:

“Lo que corresponde a esto ahora también los está salvando a ustedes, a saber, el bautismo (no el desechar la suciedad de la carne, sino la solicitud hecha a Dios para una buena conciencia), mediante la resurrección de Jesucristo.” (1 Pe 3:21)

El bautismo es una petición hecha a Dios para que nos siga perdonando los pecados por habernos muerto simbólicamente con respect al pecado y, al salir del agua, resucitado a la vida. Esta es la esencia de las palabras de Pablo en Romanos 6:1-7.

El voto de dedicación no tiene base bíblica.  Sin embargo, la organización lo considera el más importante de todos los votos.  ¿Por qué?

Recuerda que en el día de tu bautismo, ante los testigos presentes, se te preguntó si te habías dedicado a Jehová y entendido que “al dedicarse y bautizarse estaba demostrando que se convertía en testigo de Jehová y miembro de la organización que Dios dirige con su espíritu.” – par. 11

Esta cláusula no tiene base bíblica.  Su propósito es de incluir la autoridad de los hombres en el arreglo.  De esta manera, al dedicarnos a Jehová, nos estamos dedicando a la organización de los Testigos de Jehová.

Su voto matrimonial

Este artículo cubre tres votos que la Organización aprueba. El segundo es el voto matrimonial.  A la luz del mandato de Jesús en Mateo 5:34, ¿está mal tomar los votos matrimoniales?

La Biblia no dice nada acerca de los votos matrimoniales. En el día de Jesús, cuando un hombre se casó, caminó a la casa de su novia y luego la pareja caminaron a la casa de él. La acción de llevarla a su casa significaba para todos que eran casados.

En la mayoría de las tierras occidentales, los votos no son necesarios tampoco. Responder “Sí”, cuando se le pregunta si usted toma a alguien para ser su cónyuge, no es un voto. A menudo, cuando escuchamos los votos matrimoniales pronunciados por el novio o la novia, nos damos cuenta de que no son votos en absoluto, sino declaraciones de intención. Un voto es un juramento solemne hecho ante Dios o a Dios. Jesús nos dice simplemente “dejar que tu Sí sea sí, y tu No, no”.

¿Por qué la Organización exige un juramento jurado, un voto de dedicación?

El “Voto de Obediencia y Pobreza”

En el párrafo 19, el artículo habla del tercer voto que la Organización requiere que algunos Testigos de Jehová hagan. Recuerde que Jesús nos dijo que no hiciéramos votos porque los votos provienen del diablo. Así que, ¿Por qué ignoran los del Cuerpo Gobernante este mandato de nuestro Señor Jesús?

En la actualidad, hay alrededor de 67,000 miembros de la Orden Mundial de Siervos Especiales de Tiempo Completo de los Testigos de Jehová. Están todos obligados a tomar el Voto de Obediencia y Pobreza, por el cual aceptan obedecer las instrucciones del Cuerpo Gobernante.

He aquí una traducción del documento de inglés al español.

Por lo siguiente juro:

  1. Siendo miembro de la Orden, vivir el estilo de vida simple, no materialista que tradicionalmente ha existido para los miembros de la Orden;
  2. En el espíritu de las palabras inspiradas del profeta Isaías (Isaías 6: 8) y la expresión profética del salmista (Salmo 110: 3), ofrecer mis servicios para hacer lo que me sea asignado en el progreso de los intereses del Reino a dondequiera que este asignado por la Orden;
  3. Ser sumiso al arreglo teocrático para los miembros de la Orden (Hebreos 13:17);
  4. Dedicar mis mejores esfuerzos a tiempo completo a mi tarea;
  5. Abstenerse del empleo secular sin permiso de la Orden;
  6. Entregar a la organización local de la Orden todos los ingresos recibidos de cualquier trabajo o esfuerzo personal que exceda mis gastos de vida necesarios, a menos que sea liberado de este voto por la Orden;
  7. Aceptar tales disposiciones para los miembros de la Orden (ya sean comidas, alojamiento, reembolso de gastos u otros) como se hacen en el país en el que presto servicios, sin importar el nivel de mi responsabilidad o el valor de mis servicios;
  8. Estar satisfecho y contento con el modesto apoyo que recibo de la Orden mientras yo tenga el privilegio de servir en la Orden y no esperar ninguna remuneración adicional si decido dejar la Orden o si la Orden determina que ya no califico para servir en la Orden (Mateo 6:30-33: 1 Timoteo 6:6-8, Hebreos 13:5);
  9. Cumplir con los principios establecidos en la Palabra inspirada de Dios, la Biblia, en las publicaciones de los Testigos de Jehová y en las políticas dispensadas por la Orden, y seguir las instrucciones del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová; y
  10. Aceptar prestamente cualquier decisión tomada por la Orden con respecto a mi condición de miembro.

¿Por qué fue que Jesús condenó la tradición judaica de hacer votos? Porque con su sabiduría divina sabía adonde llevan los votos. Tomemos como ejemplo el Voto de Obediencia y Pobreza.

En el párrafo 1, uno se compromete a ajustarse a un nivel de vida establecido por las tradiciones de los hombres.

En el párrafo 2, uno se compromete a obedecer a los hombres la aceptar cualquier asignación que dan.

En el párrafo 3, uno se compromete a someterse a la jerarquía de autoridad establecida por los hombres.

En el párrafo 9, uno se compromete a obedecer no solo la Palabra de Dios, pero también, la palabra de los hombres encontrada en las publicaciones, políticas y direcciones del Cuerpo Gobernante.

Lo que buscan mediante este voto es obediencia y lealtad a los hombres. El voto ni menciona a Jehová ni a Jesús. Adicionalmente, cuando se refiere a los principios bíblicos, hay que recordar que esos principios están sujetos a la interpretación del Cuerpo Gobernante como “guardianes de la doctrina”.[iii] Por lo tanto, el párrafo 9 trata realmente de obedecer a las publicaciones, las políticas y las instrucciones de los líderes de JW.org.

Jesús nunca ordenó a sus seguidores que obedecían a los hombres como a Dios. De hecho, dijo que uno no puede servir a dos amos. (Mt 6:24) Sus seguidores dijeron a los líderes religiosos de su tiempo que “debemos obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres” (Hechos 5:29).

Imagínese si los apóstoles habían tomado el Voto de Obediencia y Pobreza ante ese cuerpo gobernante -los líderes religiosos judíos de su tiempo. ¡Qué conflicto que habría creado cuando estos mismos líderes dijeran que dejaran de testificar sobre la base del nombre de Jesús! Tendrían que romper su voto que es un pecado, o mantener su voto y desobedecer a Dios, que es también un pecado. No es de extrañar que Jesús dijo que los votos provienen del inicuo.

Tal vez uno levanta la objeción que no hay conflicto hoy porque el Cuerpo Gobernante ha sido nombrado como esclavo fiel y discreto por Jesús. Por lo tanto, lo que nos dicen es lo que Jehová quiere que hagamos. Pero hay un problema con esta lógica: La Biblia dice que “todos tropezamos muchas veces” (Santiago 3:2). Las publicaciones están de acuerdo. En la edición de febrero de The Watchtower, en la página 26, leemos: “El Cuerpo Gobernante no es ni inspirado ni infalible. Por lo tanto, puede errar en asuntos doctrinales o en dirección organizacional.”

Entonces, ¿qué sucede cuando uno de los 67,000 miembros de la Orden encuentra que el Cuerpo Gobernante se equivocó y le está instruyendo a hacer una cosa mientras la ley de Dios le instruye a hacer otra?

El jugar con las palabras de nuestro Señor Jesús es siempre peligroso.  No puede resultar en el bien si ignoremos los mandamientos de él.

_____________________________________________________

[i] Irónicamente, la razón por la que los Testigos de Jehová no celebran cumpleaños es que las dos únicas ocurrencias en la Biblia de una celebración de cumpleaños están vinculadas a eventos negativos. Parece que este razonamiento no se aplica cuando no les conviene.

[ii] La Nueva Biblia de los Hispanos

[iii] Véase el testimonio de Geoffrey Jackson ante la Comisión Real de Australia.