Seleccionar página

Hola, mi nombre es Eric Wilson y este es el tercer video que he producido en español.

Cuando era joven en mis 20 años, servía como precursor en Colombia. Pensé que el fin del sistema de cosas se aproximaba en 1975 porque eso es lo que me enseñaba en las publicaciones y las asambleas de los Testigos de Jehová. Me habían enseñado que los últimos días del sistema de cosas comenzaron en 1914, lo que parecía estar respaldado por nuestra interpretación de los versículos iniciales del capítulo 24 de Mateo sobre las guerras, las pestes y las escaseces de alimentos. También creí que según nuestra interpretación de Mateo 24:34, la generación que experimentó 1914 no pasaría antes de ver el Armagedón.

Para nosotros, una generación representaba un período de tiempo de 70 a 80 años, basándonos en el Salmo 90:10. Por lo tanto, los soldados que lucharon en la Primera Guerra Mundial no desaparecerían de la escena mundial antes de que llegara el Armagedón.  En 1975, ellos ya tenían 80 o más años de edad.

Pero nada pasó en 1975, ni en los años que seguían.  Siendo que La Biblia no puede equivocarse, tenía que ser nuestra interpretación la que estuvo mala. En 1984, la organización publicó este ajuste en cuanto al cálculo de “esta generación”.

w84 15/5 pág. 5 1914… La generación que no pasará

“Si Jesús usó la palabra “generación” en dicho sentido y la aplicamos a 1914, entonces los infantes de aquella generación tienen 70 años de edad o más ahora.”

En vez de adultos, ya estuvimos contamos con los recién nacidos para el cálculo de la generación.  De este modo, nos compramos una extensión de 20 años. Todos creíamos que el fin llegaría antes de fin del siglo. Ninguno podía tolerar la idea de que el siglo 21 llegaría sin que estuviésemos en el Nuevo Mundo.

Pero a la realidad no le importa nuestros deseos.  La realidad, es la realidad, y nos pegó en la cara cuando a mediados de los años 90, todavía no aparece el Armagedón.  ¡La interpretación profética fallo!

Así que, la organización se vio obligada a cambiar su interpretación de Mateo 24:34. Cabe destacar que Fred Franz, el arquitecto de la doctrina de 1975 y de la generación de 1914, murió en 1992. Esto seguramente abrió el camino para pensar más libremente sobre el tema.  El hecho que un cambio doctrinal tuviese que esperar la muerte del autor del entendimiento anterior nos debe informar sobre la alegada veracidad de que todo viene por espíritu santo.

Ahora sé, aunque no entendí esto en ese momento, que la interpretación de “esta generación” hasta ese momento se había basado en un método de investigación bíblica llamado eiségesis. Este método de estudio nos ha metido en tantos problemas.  Es una palabra griega   que significa esencialmente “guiar hacia adentro” y representa la técnica en la que el investigador comienza con su propia idea y luego trata de encontrarle apoyo en el texto bíblico. Lo opuesto a esto se llama exégesis, otra palabra griega, que significa “liderar fuera”. Esencialmente, uno está permitiendo que la Biblia hable por sí misma, dejando a las escrituras llevarle fuera del texto al entendimiento.

Entonces parece que los hermanos a la cabeza de la organización echaron otro vistazo a este versículo, pero esta vez usando la técnica de la exégesis.  (Debo declarar aquí que esta es la única técnica que uso ahora en mi investigación bíblica).

La conclusión a la que llegaron fue registrada en la Atalaya de 1999.

w99 1/5 pág. 11 párrs. 12-13 “Estas cosas tienen que suceder”

Pero ¿cuándo vendría el fin? ¿Cómo debían entender las palabras de Jesús: ‘Esta   [griego, ge·ne·á] no pasará’? Jesús llamó en varias ocasiones al conjunto de judíos opositores de su tiempo, entre ellos sus líderes religiosos, “generación inicua y adúltera” (Mateo 11:16; 12:39, 45; 16:4; 17:17; 23:36). De modo que cuando volvió a hablar de “esta generación” en el monte de los Olivos, evidentemente no se refirió a la raza judía como tal, ni tampoco a sus seguidores, aunque estos fueran “una raza escogida” (1 Pedro 2:9). Ni tampoco dijo Jesús que “esta generación” fuese un espacio de tiempo.

13 Antes bien, Jesús pensaba en los judíos opositores de su tiempo que verían el cumplimiento de la señal que dio. Con respecto a la expresión “esta generación” de Lucas 21:32, el profesor Joel B. Green dice: “En el tercer Evangelio, ‘esta generación’ (y otras expresiones relacionadas) se han referido normalmente a una categoría de personas que se oponen al propósito de Dios. […] [Se refiere] a la gente que vuelve la espalda tercamente al propósito divino”.

Como se puede ver en esto, solo tuvo un cumplimiento del primer siglo. Además, la generación no podía aplicarse a los seguidores de Cristo, sino solo a los judíos opuestos en ese momento. Aquellos que mataron a Jesucristo sufrirían el fin de su sistema judío.

Noten también que categóricamente dicen que no se refiere a “un espacio de tiempo”.

Nos será muy útil entender cómo llegaron a esta conclusión correcta usando la exegesis:

Pero, talvez usted pregunta, “¿Que tal el v  ersículo 33 de Mateo 24 que habla de Jesús estando cerca a las puertas?”

(Mateo 24:33) Así mismo también, ustedes, cuando vean todas estas cosas, sepan que él está cerca, a las puertas.

¿Ves lo que hice allí? Me entregué a la eiségesis, imponiendo mi idea sobre el texto. El versículo no menciona ni a Jesús, ni al Hijo del hombre. Simplemente dice “él”. Entonces, en lugar de asumir que se refiere a Jesús, permitamos que la Biblia hable.

Ahora a la organización le gusta citar Proverbios 4:18 como una forma de excusar los muchos cambios que hacen en nuestro entendimiento de varias doctrinas. Este se lee: “Pero la senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido.”

Note que no está hablando de interpretaciones proféticas, sino de “la senda de los justos”, o sea, su curso de vida.  Si intentamos imponerle la idea que se refiere de revelaciones bíblicas, entonces el versículo que sigue también se refiere a las interpretaciones bíblicas.

(Proverbios 4:19) “El camino de los inicuos es como las tinieblas; no han sabido en qué siguen tropezando.”

Pensando en la larga cadena de interpretaciones fallecidas a través de las décadas de me vida, talvez este es el versículo que debemos aplicar al cuerpo gobernante.

Pero, para darles el beneficio de la duda, digamos que si les aplica Proverbios 4:18.  Después de décadas de una interpretación errónea que llevó a una gran desilusión por parte de centenares de miles de testigos de Jehová, supuestamente el Espíritu Santo condujo al cuerpo gobernante a la interpretación correcta. Ahora, el Espíritu Santo nunca nos lleva a la verdad y luego se da la vuelta y nos lleva de nuevo a la falsedad. Así no es como funciona. Dios no nos da una serpiente cuando le pedimos un pez. (Mateo 7:7-11)

Yo estaba feliz cuando en 1999 publicaron este nuevo entendimiento de la generación.  Por fin, tenía sentido. Todo encajaba con el resto de las escrituras y con el sentido común.

Entonces, ¿Por qué lo cambiaron? Nosotros, como testigos de Jehová, habíamos sufrido vergüenza después de varios fracasos proféticos, y al fin habíamos llegado a un entendimiento correcto, y de repente lo echamos todo a la basura para salir con una interpretación que no tiene el apoyo de ni un solo versículo de la biblia ni encaja con el sentido común del humano.

¿Que los motivo a hacerlo?

¿Estupidez motivada por buenas intenciones? ¿La simple imperfección humana? ¿O algo más allegada a la oscuridad?

Usted sea el juez.  Miramos como se desarrolló todo.

Pasa una década.  En 2008, un artículo de estudio de la Atalaya, 15 de febrero, explicó que “esta generación” se aplicaba solo a los ungidos. El razonamiento era que los únicos que escuchaban a Jesús en ese momento eran de la clase ungida. Eso en sí mismo es un entendimiento defectuoso, ya que nadie fue ungido fuera de Jesús con el Espíritu Santo hasta Pentecostés casi 2 meses después. Además, habían dicho categóricamente en 1999 que la generación no podía aplicarse a los seguidores de Jesús:

“Evidentemente no se refirió…a sus seguidores, aunque estos fueran ‘una raza escogida’ “.

La palabra “evidentemente” significa ‘basado en la evidencia o lo que es visible’. Entonces, ¿Qué pasó con esta evidencia?  ¿Y por qué publicar un artículo completo para explicar un pequeño punto que ni siquiera importaba de todos modos?  Después de todo, ¿los ungidos no viven la misma vida media que todos los demás en el mundo? Entonces, ¿qué diferencia haría si se refería solo a los ungidos o a todos los demás? Es una distinción sin una diferencia.

En este artículo, había un cuadro en la página 25 titulado “¿Podemos calcular la duración de ‘esta generación’?” Y cuando leía yo esto, pensé, ‘Ah, esta es la verdadera razón por el artículo.’

Esto es importante, así que por favor prestan atención. En este recuadro definen la palabra “generación”.  ¿Por qué definirían una palabra que todos conozcamos y que se pueda verificar fácilmente en cualquier diccionario?

La respuesta es porque iban a cambiar la definición. Iban a crear una definición completamente nueva para la palabra, aunque no era muy evidente en 2008.  El recuadro dice:

 w08 15/2 pág. 25 ¿Qué significa para usted la presencia de Cristo?

“La palabra generación suele referirse a las personas de distintas edades cuyas vidas coinciden en cierto momento o se van traslapando a lo largo de cierto período.

Se acuerda que acabamos de leer en la Atalaya de 1999 que una generación no corresponde a un espacio de tiempo. Es otra cosa que están cambiando.  Volviendo al recuardo:

Por ejemplo, Éxodo 1:6 nos dice: “Con el tiempo murió José, y también todos sus hermanos y toda aquella generación”. José y sus hermanos eran de distintas edades, pero vivieron experiencias comunes durante un mismo período. Entre los miembros de “aquella generación” se contaban varios hermanos de José que nacieron antes que él, algunos de los cuales incluso continuaron viviendo tras la muerte de José (Gén. 50:24). “Aquella generación” también incluía a otras personas que, como Benjamín, nacieron después que José y quizá siguieron viviendo después que él murió.

De modo que cuando el término generación se refiere a las personas que viven en un período particular, no puede calcularse la duración exacta de este. Lo único que puede decirse es que tal período tiene un fin y que su duración no es excesivamente larga.”

Los elementos claves que definen una generación son: 1) “vidas coinciden en cierto momento”, o 2) “se van traslapando a lo largo de cierto periodo”, y 3) “su duración no es excesivamente larga.”

Si una sirvienta de Jacob muriera el día antes de la entrada en Egipto y un bebe naciera el día después de la entrada, no serían parte de la generación de la cual habla Éxodo 1:6.  Esto cumple la definición del punto 1.  Que tal el punto 2.

Lo podemos ilustrar con la Primera Guerra Mundial.  Si un soldado sale a la guerra en 1914 dejando a su esposa encinta, y el muere antes que el bebe nace, sus vidas no se han traslapado, pero si son ambos partes de la generación de la Primera Guerra Mundial.  Entonces, la definición del punto 2 es errónea. No importa que sus vidas traslapan. Lo que cuenta es que viven durante, siquiera, parte del periodo en cuestión.

¿Siendo esto el caso, porque intentan implantar la idea errónea de que una generación consiste de vidas que traslapan?

Esperaron dos años para revelar su razón, pero primero intentan asegurarnos que el cambio viene de Jehová.

 w10 15/4 pág. 10 párr. 13 El espíritu santo y el propósito de Jehová

El espíritu santo aclara progresivamente las verdades bíblicas (Pro. 4:18). Desde hace muchas décadas, esta revista es el medio principal que utiliza “el esclavo fiel y discreto” para hacernos llegar la luz espiritual (Mat. 24:45). Tomemos como ejemplo la explicación sobre la “generación” que mencionó Jesús.

Luego dicen en el párrafo 14 del mismo artículo:

Entonces, ¿cómo debemos entender el comentario de Jesús sobre “esta generación”? Todo indica que la vida de los ungidos que estaban en la Tierra en 1914-cuando comenzó a manifestarse la señal de la presencia-se traslaparía con la de otros ungidos que verían el inicio de la gran tribulación.

Y eso es todo.  Un entendimiento completamente nuevo presentado en una sola frase sin ninguna explicación bíblica.  Tampoco intentan explicarnos porque el entendimiento de 1999 ya no aplica, aquella que “evidentemente” excluía a los ungidos de formar la generación y que no aplicaba al día moderno.

Según esta interpretación, una persona nacida en 1994 sería parte de la generación de 1914. Considere que una persona nacida en 1914 tendría 80 años en 1994. La vida de la persona nacida en 1994 traslaparía a la vida del primer individuo.  Si la segunda persona viviese hasta la edad de 80 años, esto resulta en una generación que abarca 160 años. Recuerdo que, en 2008, nos dijeron que una generación no tiene una duración excesivamente larga. Dos años después están contradiciendo su propia afirmación. Una vez más, no se hace ninguna explicación para este cambio.

Pero había un problema con este nuevo entendimiento, y ellos lo sabían. Esta no fue una revelación académica. Había y hay un propósito detrás de esta nueva doctrina. Para entenderlo, veamos lo que dice la Biblia acerca de los falsos profetas. En Deuteronomio 18:21, 22 encontramos definición excepcional de lo que es un falso profeta es:

(Deuteronomio 18:21, 22) ” Y en caso de que digas en tu corazón: “¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?”, 22 cuando hable el profeta en nombre de Jehová y la palabra no suceda ni se realice, esa es la palabra que Jehová no ha hablado. Con presunción la habló el profeta. No debes atemorizarte de él’.

Les digo que, en toda la Biblia, no hay una mejor definición que esa de lo que realmente es un falso profeta. Qué extraño, entonces, que, en el libro  Razonamiento bajo el subtítulo de “Falsos Profetas”, estos versículos no aparecen. ¿Podría ser que da en el clavo?

En 2012, el cuerpo gobernante se coronó como el esclavo fiel y discreto y continúa afirmando ser el único medio que Dios está utilizando para comunicarse con los humanos de hoy.

 w09 15/11 pág. 14 párr. 5 Valoremos nuestro lugar en la congregación

No cuestionemos jamás, ni con palabras ni con obras, el medio que Jehová utiliza para comunicarse con nosotros hoy día (Núm. 16:1-3). En vez de eso, valoremos el honor de colaborar con el esclavo fiel y esforcémonos por ser obedientes y sumisos a los hombres que están al frente de la congregación a la que asistimos

Esto significa que hablan por Dios. Dicen que no están inspirados y, sin embargo, ¿cómo pueden ser el medio de comunicación de Dios y no ser inspirados? ¿No sería eso algo así como una comunicación por radio que está tan llena de estática que es casi imposible de entender?

Durante toda mi vida en el siglo 20, continuaron diciéndonos que la generación indicaba que estábamos muy cerca del fin. Por esta razón, muchos evitaron la educación superior, rechazaron las becas, asumieron trabajos de baja categoría como la limpieza de oficinas, y decidieron no tener hijos, sino dedicarse al trabajo que la organización dijo que era importante. En parte, hicimos esto porque temíamos que, si no estábamos en la organización y estábamos muy activos en el trabajo de la organización, no sobrevivíamos al Armagedón.

Hasta cierto punto estábamos motivados por el miedo. Sin embargo, todas sus profecías resultaron ser falsas. Y ahora, están otra vez haciendo lo mismo.  ¿Pero cómo, dirá usted?

Si la nueva interpretación permite una generación que mide 160 años, el fin podría estar tan lejos como 2074. No hay nada de qué preocuparse. No hay necesidad de urgencia. Aquí es donde entra en juego la semilla que plantaron en 2008. En un video en 2015, David Splane, miembro del cuerpo gobernante y evidentemente el arquitecto de esta enseñanza, explica que el traslapar no es de la vida sino del período que cubre el ungimiento del individuo. Entonces, no estamos hablando de personas que nacieron en 1914, sino de miembros de la clase de ungidos en 1914 o antes.

En el cambio de siglo, había menos de 10,000 ungidos según las estadísticas publicadas por la organización de los testigos de Jehová. De estos, solo aquellos que fueron ungidos en un momento en que los ungidos de 1914 estaban vivos podrían considerarse parte de la generación. Las personas que tenían 20 años y era ungidos en 1914 tendrían 80 años en 1974. Para formar parte de la segunda mitad de la generación, los miembros de ese grupo de 10,000 habrían tenido que ser ungidos en o antes de 1974. Por lo general, miembros del segundo grupo no fueron ungidos al momento del bautismo, sino años después.  Digamos que fueron ungidos a los 40 años como promedio.  Entonces, habrían cumplido 80 años en 2014. Por lo tanto, la lógica dice que el fin debe estar muy cerca, por lo que los miembros del cuerpo gobernante usan constantemente la palabra “inminente” en sus partes de las convenciones regionales.

En resumen, el siglo 20 estuvo lleno de interpretaciones proféticas fallidas que involucraban la advertencia de Jesús sobre esta generación. Finalmente, para fines del siglo, habíamos encontrado el verdadero entendimiento de sus palabras. Sin embargo, a medida que el número de publicadores comenzó a disminuir, parece que el cuerpo gobernante sintió la necesidad de revitalizar el rebaño con lo que resultaría ser otra profecía fallida. Para lo peor, esta vez no se basa en ninguna Escritura, ni en lo lógica.  Es totalmente una fabricación ridícula.

¿Podemos disculparlo diciendo que estos son solo hombres buenos con buenas intenciones que han cometido un error?

Los hechos no apoyan esa conclusión. Sabían que habría una resistencia significativa a esta doctrina, por lo que plantaron las semillas durante un período de siete años, desarrollándola de manera lenta y sutil. Luego reforzaron la doctrina con la amenaza de expulsión. Si crees que esta doctrina es ridícula y hablas sobre ello, sabes como testigo de Jehová que terminarás en el cuarto al fondo del Salón del reino con dos ancianos diciéndote que se calla, que guardes el silencio para el bien de la unidad.

Así no es cómo funciona el Espíritu Santo. No funciona a través de la intimidación. Jehová no quiere que lo obedezcamos por temor, sino por amor. Es el diablo y su sistema el que utiliza las amenazas, la intimidación y el miedo para abrirse camino.

Entonces, nos rendiremos al miedo y doblaremos la rodilla a los hombres una vez más, o vamos a pararnos como varones y mujeres con valor y obedecer las palabras de nuestro Dios en Deuteronomio 18:22 cuando no advierte en contra del falso profeta: “No debes atemorizarte de él’.”

Muchas gracias por escuchar. Mi nombre es Eric Wilson. Si te ha gustado este video, suscríbete y echa un vistazo a nuestros otros videos.  Tenemos videos en inglés, pero tienen subtítulos en español.  En el próximo video trataremos el tema de 1914.  Verán que no tiene fundamento alguno en las escrituras.  Muchas gracias.